En cuestión de menos de dos semanas, la mayoría de nuestros pollitos iniciarán el curso lectivo 2013, y ya es hora de ir ajustando nuestras rutinas, para hacer más fácil el inicio de clases.

Como lo he dicho en otras ocasiones, cada familia es diferente y tiene sus costumbres y rutinas distintas a las de las demás familias. En estos consejos hablo de una familia “nuclear” (mamá, papá, hijos), pero sé que hay tantas variaciones como colores bajo el sol. Te pido que ajustes este tema a tu realidad y a tus propias circunstancias, ya que es imposible cubrirlas todas aquí.

A levantarse temprano!

La mayoría de kinders, escuelas y colegios de Costa Rica inician lecciones entre 7 y 8 am, y si tus hijos son como el mío, seguramente aprovecharon las vacaciones para levantarse un poquito más tarde que durante las clases. Desde ya hay que ir levantándolos 15 minutos más temprano cada día hasta llegar a la hora en que normalmente se tendrían que despertar para ir a la escuela. Lo mismo aplica para la hora de acostarse, 15 minutos más temprano cada día para ir ajustando nuestros relojes biológicos. Y dije “nuestros”. Papás y mamás también deben ir ajustándose al nuevo horario.

Definir quién se encarga

Es hora de sentarnos en familia y tomar decisiones acerca de ciertos aspectos propios de la época lectiva:
  • Quién llevará y recogerá a los chicos en la escuela, y quién los recibirá luego de clases.
  • Quién se encargará de alistar meriendas, revisar bultos, ver que se hayan levantado, etc.
  • Definir la persona encargada de la cena, en caso de que ambos trabajemos fuera de casa, mientras la otra persona revisa cuadernos, tareas, circulares, etc.
  • Decidir si los chicos participarán en actividades extracurriculares, y todo lo relacionado a la logística de estas (quién los lleva, quién los trae, si almuerzan antes, o después, o en la escuela, etc.)

Ajustar los quehaceres

Talvez durante las vacaciones tu hijo mayor se encargó de lavar la ropa de la familia, mientras tu hijo menor se hacía cargo de limpiar los desechos de los perros por las mañanas. Ahora esto tendrá que cambiar, o si no será muy difícil salir a tiempo de la casa por las mañanas, y posiblemente lavar toda la ropa sea muy pesado para tu hijo mayor, ya que ahora tendrá que hacer tareas, estudiar, etc.
Una nueva rutina podría ser que toda la familia se encargue del lavado los sábados, tu hijo mayor limpie los desechos de los perros por las tardes/noches, y que tu hijo menor se encargue de poner la mesa de la cena, por poner ejemplos.
Hay que recordar que, aunque ayudar en la casa debe ser una obligación de todos los miembros de la familia, la principal responsabilidad de los niños durante el tiempo lectivo deben ser sus tareas escolares y sus notas. No los recargues de quehaceres, ellos también tienen que descansar, ya que están creciendo. Y muy importante, deben tener también un tiempo para jugar y ser niños. Procura que haya un balance en sus “agendas”.

Prepárate para lo inesperado

Planea tus rutinas hogareñas de tal forma que estés preparada(o) para lo peor. Procura que siempre haya al menos otro uniforme limpio, listo para ser usado en caso del terrible derrame de cereal. Ten a mano recetas o ideas fáciles para meriendas-de-10-segundos, y desayunos que se puedan ir comiendo en el carro o en la buseta (en caso de que se hayan quedado dormidos), y consigue un despertador que no sea eléctrico, por si se va la luz en la madrugada.

De qué otras formas podemos hacer más fácil el inicio de lecciones? Comenta!

Photobucket

Vuelta A Clases: Cómo Volver A La Rutina

Comenta!