Semana Sin Compras

Ya que hemos estado hablando de cómo vivir con menos y aprovechar mejor los recursos con los que ya contamos, hoy te traigo una propuesta:

pasar una semana entera sin comprar NADA

Te animas? Yo la verdad no lo he intentado antes, pero no suena tan difícil. Después de todo es sólo una semana.
Pero no se vale ir al super y comprar de todo antes de comenzar. De lo que se trata es de ser creativas y aprovechar lo que ya tenemos, buscar formas de satisfacer nuestras necesidades sin que tengamos que gastar dinero, aunque sea un poquillo más complicado o no sea lo que siempre hacemos.
Obviamente hay que hacer algunas excepciones con productos que no pueden ser reemplazados, por ejemplo papel higiénico, toallas sanitarias, pañales de bebé, fórmula, pasta dental, etc. Pero por ejemplo, si se acaba la leche para el cereal de la mañana podemos hacer unos huevos, y si se acaban los huevos podríamos desayunar pan con queso. Podemos también ir a las tiendas, probarnos cosas y luego ponerlas de nuevo en su lugar y no comprarlas, o ver un catálogo y no comprar nada. Siempre hago eso con los zapatos: voy a la zapatería, me los pruebo, digo “qué lindos”, y los vuelvo a poner en su lugar.
Ya casi llega el fin de semana. Qué tal si pensamos en alguna opción para salir a disfrutar con nuestra familia o nuestra persona especial, pero sin gastar? Podemos ir a algún parque, llevar nuestra propia comida, y descubrir que para pasar un rato especial en realidad no hay necesidad de gastar un montón de plata. O también podemos pedir alguna película prestada, en lugar de ir al video.
Qué te parece esta idea? Y si nos sentimos muy valientes, podríamos intentar pasar un mes sin comprar!

Será posible? Hagamos la prueba!

Photobucket

Comenta!

Scroll to top