Seis maneras de identificar chunches innecesarios

Hace algunos años (como nueve), mi papá me regaló una linda canastita de productos para el baño en el día de la Madre. Eran demasiado coquetos, y olían delicioso. Pero por alguna extraña razón que todavía no puedo explicar, en lugar de usarlos los guardé. Todos estos años lo único que he ido usando fue el gel de ducha, como una vez por año. Nueve años después, me decidí a abrir el jabón, porque “ya era hora de usarlo”. Y descubrí con pesar que el jaboncito, que en un principio olía maravillosamente, ahora ya no tiene perfume y es sólo una pelota de jabón blanco sin olor alguno.
El acumular cosas sólo porque sí, por más bonitas que sean, las convierte en chunches innecesarios. Y los chunches nos pesan, nos quitan energía y tiempo, nos hacen sentir culpables. Los queremos? Por supuesto que no!

Identifícalos, y deshazte de ellos de una buena vez!

Cada vez que te topes con un potencial chunche, hazte estas preguntas:
  1. Sirve? Si no sirve, arréglalo. Si no se puede arreglar o costaría mucho dinero, deséchalo.
  2. Compraría otro si se me dañara o se me perdiera? Si la respuesta es NO, realmente no lo necesitas. Bótalo, regálalo, sácalo de tu vida.
  3. Es útil y se podría utilizar, pero nunca se usa? Hasta ahora he eliminado 13 jarras para café, 3 espátulas, 4 pantalones negros formales y 22 camisetas, todas igual de feas y viejas. Y contando.
  4. Lo estoy “guardando”? Leer el ejemplo del jaboncito de arriba. Todavía me duele no haberlo usado cuando pude haber disfrutado de su delicioso aroma, en lugar de guardarlo porque “se me gasta”. Usa tus cosas, disfrútalas!
  5. Cumple el propósito para el que fue creado? Hace poco boté un chunche de cocina que había comprado mi esposito, que era como diez sierritas pegadas, cuya función era cortar un tomate en muchas rodajas a la vez. Parecía útil, pero cuando tratábamos de usarlo se quedaba pegado y el tomate se hacía puré. Basura!
  6. Lo he usado alguna vez? Recuerda que aunque las cosas estén pulcramente ordenaditas en cajas forradas y con etiquetas, no significa que no sean chunches inservibles. Sé sincera: si no lo usas, no lo has usado, no planeas usarlo, es simplemente un chunche más. Fuera!
Te toca. Amárrate los pantalones y saca de tu casa y de tu vida todas esas cosas innecesarias que lo único que hacen es quitarte la paz.
Cuéntame cómo te va en la lucha contra los chunches. Me encantan los comentarios!

post signature

2 Comments

  1. Anonymous
    July 31, 2013

    Hoy voy a botar mi primer grupo de chunches, en mi país le llamamos cachivaches, ya les contaré como me fué. Mah

    Reply
  2. Gabi
    July 31, 2013

    Felicidades! Que te diviertas mucho botando tus cachivaches! =Dxoxo-Gabi-

    Reply

Comenta!