Introducción por Gabi:
Me complace presentarles la nueva sección de Mi Casa Organizada: La Esquina Educativa, a cargo de la especialista en Educación, Lic. Sheila León, profesional con 10 años de experiencia en Educación Preescolar Bilingüe, Profesora de Inglés en Primaria, Licenciada en Dificultades del Aprendizaje y Administración Educativa. Ella estará compartiendo su conocimiento con nosotras(os) una vez al mes. Si tienes alguna pregunta para ella, un comentario, sugerencia, o quieres darle la bienvenida, envía un correo a info@micasaorganizada.com . Gracias por tu apoyo a Mi Casa Organizada. No olvides suscribirte por correo electrónico, para no perderte ninguno de nuestros artículos.




Hola estimadas lectoras y lectores de Mi Casa Organizada,

Para mí es un placer ser parte del equipo de colaboradores en este proyecto de Gabi, así que espero que les guste mi sección, y sin más preámbulo entremos en materia: qué podemos hacer como madres (o padres) para ayudar a nuestros retoños a minimizar el estrés de la entrada a clases ?

Primero, debemos tener claro que toda primera experiencia lleva consigo un cierto grado de temor e inseguridad. Por ello, para algunos niños, el hecho de visitar por primera vez la escuela o el kínder puede ser una experiencia divertida. Sin embargo, para otros, puede ser el peor día de sus cortas vidas.

Recordemos que cada niño es un ser humano individual y distinto, y que todos llegan a la escuela o al kínder cargados de experiencias diferentes, que se traducirán en una determinada conducta.

Hay niños que desde el primer día de clases se muestran sueltos y alegres; no necesitan aferrarse a la madre para no sentir el vacío de quedar solos. En cambio, otros sufrirán la separación de manera más traumática.

Aquí unos útiles consejos para que lo segundo no suceda:

  1. Procurar que los niños(as) formen parte de los preparativos de la entrada a clases, ya sea al forrar cuadernos, al comprar los útiles, etc.
  2. Motivarlos a que la escuela o el kinder será una gran experiencia, ellos conocerán nuevos amigos o verán de nuevo a los que ya tienen, disfrutarán mucho, y otros comentarios motivadores.
  3. No meterles miedo en relación con exámenes, tareas, etc. Más bien hablar de estos aspectos como una parte positiva del aprendizaje, y de ser posible no agobiarlos con eso desde tan pronto.
  4. Procurar que la persona que lo lleve el primer día a clases sea papi o mami, o sino alguien cercano al núcleo familiar. Esto le dará seguridad la niñ@ y no tendrá miedo de quedarse en la institución.

Hay casos en los que los niños lloran y no se adaptan sino hasta la segunda o tercera semana de clases. Pero finalmente, les puedo asegurar que todos lo logran.

“Es simplemente cuestión de tiempo, de familiarizarse con este nuevo entorno, para lograr la seguridad que requieren”.

En caso de que tengas alguna pregunta, no dudes en contactarme.
Lic. Sheila León Navarro
Especialista en Educación
Nueva Sección: La Esquina Educativa – Cómo Minimizar El Estrés De La Entrada A Clases

Comenta!