Alguna vez te has preguntado por qué los restaurantes tienen menús, o por qué tienen “el especial del día”?

Aparte de la obvia razón de informar a sus clientes acerca de los platillos que ofrecen, el saber de antemano qué cocinarán, les permite comprar los ingredientes sabiamente, buscando los mejores proveedores, quienes les brindarán los productos más frescos, al mejor precio. De esta forma, los restaurantes aprovechan al máximo sus recursos, ya que gastan menos, y no hay desperdicio de ingredientes.

Suena muy lógico, verdad? Por qué no implementar esta modalidad en nuestras casas?

Me creerías si te dijera que puedes reducir tu cuenta de supermercado (en mi caso ha sido hasta en un 50%), con sólo invertir unos minutos de tu semana para planear las comidas de tu familia, y montar tu lista de compras basándote en el menú que preparaste? Imagínate todo lo que podrías hacer con todo ese dinero ahorrado!

Una de las razones por las cuales comencé a planear las comidas de mi familia fue que me da mucho pesar tener que botar comida que se ha echado a perder por no usarla a tiempo, ya que siento que estoy botando mi dinero directamente al basurero.

Sin embargo, si el ahorro de dinero considerable e inmediato  no te convence del todo, déjame darte algunas otras razones por las cuales deberías seriamente considerar planear los menús de tu familia:

1. Ahorrarás tiempo en la cocina.

Al saber exactamente qué prepararás, podrás ponerte a trabajar inmediatamente en la preparación, en lugar de abrir la refri y quedarte viéndola por 15 minutos, pensando qué podrías cocinar. Aparte de eso, podrás preparar las comidas con anticipación, y hasta congelar porciones o platos completos para uso futuro.

2. Ahorrarás tiempo en el supermercado.

Cuando planeas tus menús, de una vez irás armando tu lista de compras, de acuerdo con los platillos que prepararás. De esta forma harás tu visita al supermercado en tiempo récord. Además, al comprar con una lista, te asegurarás de tener todos los ingredientes necesarios para preparar el platillo que planeaste, y así evitarás estar yendo al super todos los días a comprar esto o lo otro que se te olvidó el día que hiciste compras.

3. Dejarás de ordenar comida al express o comprar en el drive-thru.

Al tener ingredientes frescos y disponibles en tu casa, y un plan previamente establecido, evitarás llamar al restaurante chino o a la pizza, o pasar a comprar hamburguesas en hora pico, para “alimentar” a tu familia a la carrera y a última hora. Escribo la palabra “alimentar” entre comillas porque ya sabes que la comida rápida está cargada de sodio, grasa e ingredientes artificiales, todo lo que no deseamos poner en nuestro cuerpo y en los de los que amamos.

4. Aumentarás el consumo de frutas, vegetales y productos de mayor valor alimenticio.

El sólo hecho de evitar la compra de comidas rápidas debido a que en casa ya tienes todo lo que necesitas para una comida saludable, hará una gran diferencia en tu salud y en la de tu familia. Si a esto agregamos que tendrás la posibilidad de siempre tener vegetales frescos, fruta, proteína magra (pescado, pollo) y productos maravillosos como las leguminosas (lentejas, garbanzos, arvejas, etc.), estamos hablando de un cambio significativo de estilo de vida, uno que nos permita darle a nuestro cuerpo las armas para enfrentar la contaminación y el estrés que nos atacan cada día.

5. Reducirás el estrés.

Nada peor que llegar a la casa, luego de estar en una presa por dos horas, con dolor de cabeza o gastritis causados por el hambre, o con niños berrinchosos porque también están cansados y con hambre, a inventar qué se hace de comida en los siguientes 10 minutos que nos quedan de conciencia, antes de caer desmayadas(os) de agotamiento. A mí me ha pasado, y sé que a ti también. Al planear tus menús, lo más importante es no caer en la tentación de “hacer recetas” todos los días. Deberás planear tus comidas de acuerdo a tus actividades de X día. Así que, si durante la semana sólo tienes 15 minutos antes de caer inconsciente, pues buscarás comidas que estén listas y servidas en 10 minutos. Y los días que tengas un poquito más de tiempo, podrás hacer algún otro platillo más elaborado. Imposible?? No lo es! Yo te enseñaré cómo!

6. Podrás reclutar ayudantes más fácilmente.

Si tu pareja, o hijos adolescentes llegan a casa antes que tú, podrán comenzar a preparar la comida antes de que llegues, porque el menú del día estará visible para todos. Así sea hacer arroz, poner a hervir el agua para hacer pasta, o mezclar algunos vegetales para una ensaladita, podrían ser la diferencia entre caos total y una saludable comida casera disfrutada en familia.

Te convencí? Espero que sí  =)

No olvides compartir estos artículos, comentar y socializar en nuestra página de Facebook. Sin ti, sólo sería yo hable que hable, y eso sería muy aburrido!

Photobucket

La Importancia Del Planeamiento De Menús

Comenta!