Ideas Para Vivir Con Menos – Cómo Ahorrar

Hemos estado hablando de lo que significa vivir con menos, y de cómo decidirnos a hacerlo.

Pero qué acciones específicas podemos tomar para aprovechar mejor nuestros recursos y sacarle provecho a lo que ya tenemos?

En Internet hay muchas maneras de reutilizar y reciclar objetos, transformar prendas, etc. Pero aquí te traigo tres ideas para ahorrar recursos y aprovechar mejor el dinero en nuestro hogar:

Vete de compras – en tu propio clóset!

Trata de ver las prendas que ya tienes con nuevos ojos. Crea combinaciones nuevas entre ellas, haz mezclas inesperadas de colores, estilos y estampados, agrega una chaqueta, una bufanda o accesorios que jamás se te hayan ocurrido antes, aprende cómo vestir en capas. Te sorprenderás al ver los nuevos outfits que puedes crear con lo que tienes en el clóset.

También puedes invitar a tu amiga, esa que siempre anda vestida divina y cuyo estilo te encanta, y pedirle que te ayude a armar nuevos vestuarios. El punto de vista de otra persona, talvez más intrépida, o simplemente con “ojos frescos” podrá ayudarte a sacar el mayor partido a tus prendas.

Consume lo que tienes en tu despensa

Hazte el propósito de no ir al supermercado hasta que no te hayas acabado la gran mayoría de cosas que tienes en tu refri, congelador y despensa. Así te forzarás a usar tu imaginación y a buscar recetas que utilicen los ingredientes que ya tienes.

Por ejemplo, digamos que revisas tu alacena y te encuentras arroz, una lata pequeña de atún, el último poquitillo de masa, y una lata de vegetales mixtos. Revisas tu refri y hay un chayote, una zanahoria, unas cuantas papas, dos choricitos y 1/4 kilo de carne molida. No parece ser mucho, pero si planeas con cuidado, podrías preparar las siguientes comidas (apuesto a que se te ocurren otras):

  • arroz con chorizo
  • sopa de albóndigas
  • pastel de atún

Decídete a usar el paquete de lentejas que tiene 6 meses de estar ahí guardado, o la lata de espárragos. Mira tus ingredientes con creatividad. Talvez tu familia no gusta de los garbanzos, pero qué tal si los usas para preparar hummus o falafel, ambos típicos de la gastronomía árabe, y muy ricos y saludables, por cierto.

La idea es ponernos creativas, buscar formas de usar lo que ya tenemos y que talvez hemos estado evitando cocinar. Puede que hasta nos llevemos una sorpresa y encontremos el nuevo favorito de la familia. Es cuestión de probar!

Haz tus propios productos de limpieza

En casa ya hace tiempo sustituí los desinfectantes y limpiavidrios por vinagre de limón, y ni te imaginas la cantidad de dinero que me he ahorrado. También dejé de comprar abrillantador de cristales para la lavaplatos (es ridículo lo caro que es) y lo sustituí por vinagre. Y de vez en cuando me gusta perfumar mi casa con estos aromatizantes naturales. También descubrí que la mezcla de bicarbonato de sodio y jugo de limón es un excelente pulidor para abrillantar las llaves del lavamanos y el fregadero de la cocina.

Otra cosa que he hecho para ahorrar dinero en productos de limpieza es comprar toallas de cocina de las que son más resistentes, las separo individualmente, las corto por la mitad a lo ancho y las coloco una por una en el recipiente de toallas húmedas (Lysol o Clorox), les agrego desinfectante (en ellas sí uso desinfectante porque me gusta el aroma), y puedo rellenar mi envase de toallitas húmedas para limpiar el baño por menos de 1/4 parte de lo que cuesta el recipiente original.

Hay muchos otros sustitutos de productos de limpieza que puedes hacer con ingredientes naturales. Basta con que hagas una búsqueda en Internet para que veas cuántas opciones hay.

Como ves, ninguna de estas acciones implica un gran cambio en tu estilo de vida, y con ellas estarás ahorrando dinero y sacándole provecho a lo que ya tienes.

De qué otras formas podrías comenzar a vivir con menos?

Photobucket

Comenta!