Dieta De Pantallas… Será Posible??

dieta de aparatos electronicos

Un día de estos, mientras estaba dándole hacia abajo al botoncito del mouse interminablemente, repasando por quinientava vez en el día el feed de mi facebook casi sin “ver”, esta imagen me brincó a los ojos y me hizo detenerme:

 

no depender del celular

 

Y me hizo pensar en todas las horas que paso frente a una pantalla durante un día cualquiera. Veamos:

  • Trabajo de 8 am a 5 pm (con 1 hora para ir a traer a mi hijo al colegio) frente a la compu, sólo ahí tenemos 8 horas.
  • Muchas veces, al menos unas 3 por semana, me levanto entre 4 y 5 am, para poder trabajar en Mi Casa Organizada y en otros proyectos que tengo, aparte de mi trabajo regular. Agreguemos unas 2 a 3 horas.
  • Cuando termino mi jornada laboral, sigo pegada a la compu, escribiendo artículos, u otras cosas. La mayor parte de los días me voy a “dormir” a eso de las 10-11 pm. Quitando 1-1:30 horas mientras preparo la cena, comemos y arreglo la cocina, tenemos otras 3:30 a 4:30 horas.
  • Y cuando finalmente me voy a la cama, me pongo a revisar el Pinterest, el Twitter o el Instagram en el teléfono. Siempre digo “un ratito”, pero muchas veces me da la medianoche, o hasta las 2 am. Ahí tenemos de 1 hasta 4 horas.

 

Eso quiere decir, que en un día cualquiera, paso frente a una pantalla entre 14 y 18 horas al día.

…….. 18 horas al día! ……..

Esto sin contar el tiempo que veo televisión, porque sólo veo tele mientras hago el desayuno.

 

Pero… qué tan provechosas todas esas interminables horas? Será que SIEMPRE estoy haciendo algo que necesito hacer, o será que estoy pegada a la compu o al teléfono simplemente para entretenerme?

Viéndolo fríamente, sin contar las horas de trabajo, son 10 horas al día que no paso con mi familia. 10 horas al día que podría invertir en muchísimas otras actividades. Y seamos realistas, quién necesita estar pendiente del Facebook 24 horas al día? Que yo sepa, nadie se ha muerto por no revisar el Facebook cada 5 minutos. Lo malo es que esos 5 minutos aquí y allá, fácilmente se convierten en un par de horas o hasta más. A quién no le ha pasado (que no me escuchen los patronos), que llega al trabajo, y se pone a revisar el Facebook “mientras me tomo el café nada más”, y cuando se da cuenta ya pasó hora y media y no ha comenzado a trabajar?

No es mi caso, pero muchas personas llegan a casa y lo primero que hacen es encender el tele. Y ese tele pasó encendido 6 horas en una sola noche!

Ya no nos hablamos, ya no leemos, no hacemos trabajos manuales, ni jugamos algún juego en familia, porque todos los miembros están pegados a una pantalla día y noche. Todos tienen celular, todos tienen tablets, todos tienen compus, y hay teles en cada cuarto, en la sala, en la cocina.

Así que hoy, que es miércoles Santo, que nos preparamos para pasar unos días de quietud y reflexión, por qué no cortar esa cadena que nos mantiene atados a todas esas pantallas? Si no es posible hacerlo los 4 días de Semana Santa, al menos unas cuantas horas…

Cierra la compu, guarda la tablet, apaga el teléfono. O al menos haz el intento por no revisar tus redes sociales ni los correos en estos días. Y no ver tanta televisión.

Yo tengo que trabajar igual esta semana, pero juro solemnemente alejarme de mis pantallas en cuanto termine mi jornada laboral.

Qué dices? Haces la dieta conmigo?

 

Gabi

Comenta!