Controla el caos en la cocina – Segunda parte

Esta es la segunda entrega de una serie de soluciones para ordenar la cocina. En “Mi Casa Organizada” trato de brindarles ideas fáciles, rápidas y principalmente económicas, para lograr mantener a raya el desorden en la casa, y hacer de ella un lugar más agradable, un hogar.

  • Utiliza las paredes: en el mercado hay una gran variedad de “racks” u organizadores para pared (en Cemaco tienen una línea de tubos de acero inoxidable con infinidad de accesorios de cocina), adecuados para colgar cucharones y espátulas, frasquitos de especias, el plástico autoadherible y el papel aluminio, etcétera. Los hay con repisitas para botellas y frascos de marinadas, condimentos o salsas, y hasta para poner los libros de cocina al ir siguiendo una receta. Cómpralos de acuerdo a la decoración de tu cocina y serán un complemento muy útil y hermoso. No olvides comprobar que sean fáciles de limpiar, ya sabemos que en la cocina todo se pone muy sucio!
  • Usa recipientes plásticos transparentes: Muchas veces sucede que abrimos un paquete de arroz, frijoles, sal, y accidentalmente se abre y el contenido cae por todas partes. Para evitar este desperdicio (además de la extra-limpieza), utiliza recipientes plásticos transparentes. Así ahorrarás espacio, ya que se pueden colocar uno encima del otro. Si no puedes ver fácilmente el contenido, pégales una etiqueta para que sea más fácil identificarlos. Eso sí, no uses los mismos recipientes para guardar comida cocinada, ya que absorben olores que pueden transferirse a los granos, pasta o cereales que guardes en ellos.
  • Almacenaje en las puertas: compra racks para el interior de las puertas de los gabinetes de cocina, o la puerta de la alacena. En ellos podrás guardar gran cantidad de paquetitos de fresco en polvo, sopas, cajas de gelatina, mezclas de pancake o queque, sobrecitos de consomé o especias, colorantes vegetales, las cajas de bolsitas de sandwich y todos esos artículos pequeñitos y livianos que siempre hay que tener a mano. También puedes comprar un organizador transparente para zapatos, y colocar en él limpiones, cogedores de ollas, bolsas de basura, baterías, y hasta el marcador Sharpie para rotular todos los paquetes que metes en el freezer.
  • Hazte de un “Centro de Mensajes”: Compra o confecciona una pizarra de corcho que complemente la decoración de tu cocina y úsala como centro de mensajes. En ella puedes poner el número de la pizzería, las listas del súper, las tareas de los chicos y otros papeles que atentan contra la sanidad mental cuando los vemos por aquí y por allá.
  • Revisa tus sistemas de organización periódicamente: pregúntate si esa repisa nueva que pusiste en la cocina podría ser mejor utilizada si colocaras en ella otro tipo de cosas, si los paquetes de fresco en polvo no te caben en el organizador, si el “centro de mensajes” se convirtió más bien en un “recogelo-todo-sin-sentido”, y cambia las cosas a como mejor te convenga. No olvides revisar también los artículos de tu alacena, y desechar todo aquello que esté vencido/roto/viejo.
Como dice mi sabia madre: entre menos bulto, más claridad. Ahora, a atacar la cocina!

1 Comment

  1. […] Controla El Caos En La Cocina – Segunda Parte […]

    Reply

Comenta!