Hoy en día, el carro es, más que un medio de transporte, el lugar donde pasamos hasta 2, 3 o más horas de nuestro día, ya sea por las presas, la distancia entre nuestro trabajo y la casa, o porque nuestro trabajo así lo requiere.

Muchas veces (aunque no es aconsejable, ya que podemos causar un accidente) nuestro carro es también nuestro comedor. En estos tiempos tan apresurados, nos vemos forzados a sacar el mayor provecho a cada segundo de nuestro día, así que no es raro que desayunemos camino al trabajo, almorcemos mientras vamos a alguna reunión, o cenemos mientras llevamos a nuestros hijos a su práctica de karate, ballet, natación, etc.

A todos estos empaques y recipientes de nuestras comidas en el carro, agreguemos los paquetes de cigarro vacíos, los tiquetes de peaje, facturas de gasolina y tiquetes de rifas en las estaciones de servicio, y nuestro automóvil será más un vertedero de basura que otra cosa. Y ni hablar de las boronas o manchas en los asientos, producto de nuestro café con sandwich de la mañana, o de la galleta que se iba comiendo el bebé ayer. Juguetes, la ropa sucia de la mejenga, y los kleenex con que limpiamos el reguero de café de ayer… hacen parecer a nuestro automóvil una zona de desechos tóxicos.

Así que hoy le vamos a dar una chineadita.

Para aprender a organizar tu auto, sigue estos consejos:

1. Revisión diaria.

Al entrar al carro por la mañana, nada como el olor de la cáscara del banano que te comiste ayer, o (Dios nos proteja!) un pañal sucio olvidado en el asiento de atrás. Como ya sabemos, el mantenimiento continuo es más fácil que tener que limpiar un  montón otro día. Así que, dale una chequeadita a tu carro antes de bajarte, cuando llegues a tu casa del trabajo (o de donde vengas). Recoge tu taza de café, y todos esos misteriosos papelitos que se multiplican cada vez que les das la espalda. Haz de esto parte de tu rutina al final del día, para evitar que una cosa (más) arruine tus mañanas.

2. Consíguete un basurerito.

Para poder poner “la basura en su lugar”, debe haber un lugar para la basura, cierto? Sé que en las tiendas de autodecoración venden bolsitos especiales para este propósito, pero son algo caros, y no quisiera que un asunto de dinero sea obstáculo para que mantengas tu carrito en orden. Además, por qué ir a comprar uno de estos bolsitos, si talvez en tu casa ya tienes un contenedor que te pueda servir para esto?

Busca un recipiente plástico que tenga una tapa con abertura (los de echar detergente o los de guardar café son geniales), ponle una bolsa de supermercado o alguna otra bolsita que tengas, y ya tienes tu basurero. Si no tienes un recipiente, simplemente pon la bolsa de supermercado bajo el asiento del acompañante, y echa en ella cualquier basurita que pueda afear el aspecto de tu automóvil. También puedes usar un envase de galón (de los de leche o jugo), y hacerle una abertura con una tijera, en el lado opuesto de la agarradera. Así hasta será más fácil vaciarlo. Y hablando de esto, vacíalo cada día, y no eches líquidos en él.

3. Agarra tus cosas y ponte en marcha!

Mantén una canasta o un envase plástico con tapa y agarraderas cerca de la puerta, y coloca ahí todo lo que tienes que llevar al carro al día siguiente, y así evitarás caminar del carro a la casa repetidas veces. Al bajarte al final del día, todo lo que no sea basura se vuelve a colocar en el recipiente, y se lleva de nuevo a la casa. Si regularmente viajas con niños, mantén un recipiente con tapa en tu carro con juguetes, un libro, cobijita, etc. Este recipiente lo puedes dejar en el carro.

4. Papás prevenidos…

Todo padre/madre de niños que están aprendiendo a dejar el pañal saben (o han aprendido a la brava) que siempre deben tener ropa de cambio a mano, y más o menos por el siguiente año luego de que ya aprenden a ir al baño. Guarda en tu maletero (cajuela, baúl, trunk) un short o pantalón extra, y una prenda de ropa interior metidos en una bolsita plástica con zipper. Es buena idea andar también una bacinilla pequeña con tapa, y en ella puedes guardar un rollito pequeño de papel higiénico (y dentro de éste unas cuantas bolsitas de supermercado, para poner en la bacinilla antes de que se use), ya que a veces no hay un baño cerca, y cuando al pequeño le dan ganas, es ya!

Aparte de esto, y aunque no tengas niños, mantén un paquete de toallitas húmedas en el carro. Son fantásticas para limpiar cualquier reguero o suciedad.


5. Limpieza instantánea.

Consigue toallitas húmedas para limpiar muebles y un recipiente pequeño de aromatizante para auto y tenlos a mano en tu carro. Cuando estés detenida(o) en una presa, o esperando a que termine de pasar el tren, saca una toallita y dale una limpiadita rápida a tu dash, de paso, con la misma toallita recoge las boronas y otras suciedades que pudiera haber por ahí. Bótala (en tu basurerito), rocía aromatizante (apuntando hacia el piso de tu carro), y listo! Parecerá que lo acabas de sacar del autolavado.

No olvides escuchar música mientras vas en tu carro. Y baila! Qué importa si te ven los del carro de atrás? =D

Photobucket

Cómo Organizar El Automóvil – Organiza Tu Auto
Tagged on:     

One thought on “Cómo Organizar El Automóvil – Organiza Tu Auto

Comenta!