Cómo Lograr Que Tu Manicure Te Dure Toda La Semana

como lograr que tu manicure te dure toda la semana

Seguramente, para el Día de la Madre estás planeando (o te van a regalar) un manicure. O talvez te lo haces como parte de tu rutina semanal.

 

Cualquiera que sea el caso, qué rico es chinearse, verdad?

 

Bueno pues hay que sacarle el jugo a ese chineíto, y hacerlo durar bastante.

 

Hoy te traigo algunos tips para que tu manicure te dure hasta una semana completa! Estos tips los he probado, y me han resultado muy efectivos (las de la foto son mis manitas, decoradas por mí misma, jeje). Si sigo estos tips, mi decoración de uñas me dura 1 semana completa. Pruébalos tú también!

 

 

Primero que nada: prepárate con anticipación

 

1. Unos días antes de hacerte tu manicura, comienza a hidratar tus uñas y cutículas haciéndote masajes con un poquito de crema humectante, crema de manos, aceite para cutículas, o incluso cualquier otro aceite (almendras, oliva, vitamina E). Pon un poquito de aceite o crema sobre cada uña/cutícula (no importa si tienes las uñas pintadas), y masajea cada uña por 10-15 segundos. Esto incrementará el flujo sanguíneo y le dará mejor irrigación a tus dedos y uñas, además de que suavizará la piel de las cutículas, e hidratará tus uñas. Este masaje con crema o aceite evitará que se te quiebren y se te levanten en capas, ambos problemas causados por resequedad y falta de humedad en la uña. Hazme caso, completamente comprobado!

 

2. Cuando te pintes (o te pinten) las uñas, aplica la base, el esmalte y el brillo hasta el borde libre de la uña (no sólo sobre la superficie, sino también el bordecito). Si tienes las uñas un poquito largas, aplica también una capa del último brillo por debajo de la uña. Esto protegerá tus uñas, y de esta forma no se levantará el esmalte tan fácilmente.

 

3. Luego de que te hagan el manicure, evita entrar en contacto con agua caliente (como en la ducha, por ejemplo). También, evita secarte el cabello, planchar ropa, doblar ropa recién sacada de la secadora, y en general evita que tus uñas estén en contacto con calor, al menos por 12 horas luego de pintarte las uñas.

 

4. Ten cuidado con algunos geles antibacteriales para manos, repelentes contra insectos, autobronceadores y bloqueadores solares. Algunas marcas de estos productos podrían suavizar el esmalte de uñas, aún días después de aplicados, y quitarles el brillo, o incluso dañarlo al punto de tener que removerlo. En caso de duda, aplica el producto con un guante, o tratando de evitar las uñas lo más posible.

 

 

 Luego de que te hagas tu mani

 

Para que tus manitas continúen estando a 10, tal como te las dejaron en el salón, sigue estos consejos:

1. Sigue aplicando la crema o aceite que usaste antes de la misma forma en que te expliqué antes (preferiblemente aceite). Haz el masaje antes de dormir, y por la mañana antes de ducharte. El aceite repelerá el agua, que es el causante de que el esmalte se levante de la uña, y mantendrá tus uñas flexibles y saludables.

2. Aplica una capa de brillo transparente de día por medio. Esto revitalizará el color, y mantendrá flexible el esmalte, evitando que se arranque en pequeños pedacitos. Asegúrate de aplicarlo en el borde libre de la uña, y también por debajo, si las tienes suficientemente largas para hacerlo. Si puedes aplicar el brillo todos los días, mucho mejor.

3. Si el color comienza a verse “desgastado” en los bordes, lima un poquito las uñas con una lima de grano súper fino, como una lima de cristal. Luego de limarlas, aplica el brillo de manera normal.

4. Si aún luego de tomar todas las precauciones, tu esmalte comienza a levantarse antes de tiempo, una solución rápida es aplicar algún brillo con escarcha o glitter grueso en las puntas, haciendo un tipo de manicure francesa con el glitter, de manera que tape los bordes dañados.

 

Por último, no te excedas con el tiempo que permites que tu esmalte esté en contacto con tus uñas. Luego de una semana, el esmalte se va resecando y resquebrajando, y a su vez reseca la superficie de tus uñas. Luego de una semana, retira el esmalte con un buen quitaesmalte (no uses acetona), lava tus manos, aplica el aceite haciendo masajito, y estarás lista para tu nuevo manicure.

 

Gabi

Comenta!