Cinco razones para botar chunches

Los objetos innecesarios, o simplemente “chunches”, como los llamamos aquí en Mi Casa Organizada, son causantes de todo tipo de sentimientos negativos. A veces se tornan invisibles, pero en nuestro inconsciente ahí están, incomodándonos sin darnos cuenta.

Hay muchas razones para seguir guardando chunches: “Talvez algún día lo necesite”, “me costó mucha plata”, pero hay circunstancias en las que, aún las mejores excusas no encuentran asidero.

Debes deshacerte de algún objeto si:

  1. Lo odias. Si no te gusta, no lo guardes. La vida es muy corta para desperdiciarla limpiando, reacomodando, cambiando de lugar cosas que detestamos.
  2. Nunca lo arreglaste. Si algo ha estado en tu casa por más de un año esperando ser reparado, nunca lo vas a arreglar. Véndelo, bótalo, o regálaselo a alguien a quien sí le haga falta, y que tenga los medios económicos para arreglarlo.
  3. Se te olvidó que lo tenías. Si te encuentras algo que habías olvidado que tenías, es totalmente seguro asumir que podrás vivir sin ese objeto de nuevo. Dezhaste de él!
  4. No lo usas. Talvez lo usaste una vez (alguien dijo máquina de pan, extractor de jugos, molino de café, sartén eléctrico para crepas?… las cocinas son especiales en cuanto a este punto), pero ya no lo usas más. Si algo ya no te es útil, o ya no te trae alegría, es hora de dejarlo ir.
  5. Te morirías de vergüenza si alguien lo encontrara. Si tu relación con alguna persona importante en tu vida se viera perjudicada si ese chunche en particular fuera encontrado, mejor deshazte de él. 
Libera tu hogar y tu vida de los chunches innecesarios, así tendrás espacio para las cosas que sí te importan, que te gustan y que son especiales para tí. Suerte!

Comenta!